Las chicas en ciencias valen mucho más de lo que creen

Justo ayer leí que las  chicas se consideran menos competentes en ciencias que los chicos, pero son ellas las que obtienen mejores notas en esta materia. Ésta noticia me recordó mucho a un articulo que escribí hace unos meses donde mostraba que a los niños se les enseña a ser valientes mientras que las niñas debían lucir perfectas.

Ellas no lo saben, o al menos no lo perciben de este modo, pero tienen más nivel en ciencias que los chicos. Las estudiantes de de Secundaria y Bachillerato obtienen mejores resultados en las asignaturas de física, química, tecnología y matemáticas, pero a pesar de todo se consideran a si mismas inferiores que los chicos en estas materias. Este error de percepción es una infravaloración en toda regla.

Milagros Sáinz, directora del grupo de investigación de Género y TIC de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), autora de un estudio que ha seguido durante seis años la evolución de 1.500 estudiantes de Barcelona y Madrid desde segundo de la ESO hasta el Bachillerato, centrándose en como los roles de género han condicionado sus opciones académicas.

En física y química, por ejemplo, si las chicas obtienen de media un 5,98 (sobre 10), los chicos un 5,41, pero la sensación de ellas, lo que el estudio llama “habilidad percibida”, es que tienen un nivel de 3,8 (sobre 7), mientras que el de ellos seria de un 4,07. En matemáticas y tecnología, la diferencia es muy similar. Tan solo en biología las alumnas se muestran convencidas que son más buenas que sus compañeros. Probablemente porqué esta asignatura se acerca más que las otras a los estereotipos reservados a la mujer, como son los conocimientos destinados a las curas, según apunta la propia autora.

Son las propias chicas las que no tienen consciencia de que sus resultados en conjunto son mejores. Muchas de ellas recorren precisamente a los estereotipos de género  para justificar esta baja valoración de si mismas. Creen que las ciencias no se les dan bien, que son más para los chicos, y que ellas son de letras. Además, este mismo argumento se da en dirección contraria: los chicos se sienten muy confiados en el estudio de estas disciplinas ya que a ellos se les incita a sobrevalorarse en todos aquellos ámbitos que están más masculinizados.

La pubertad, etapa en la que aflora con más intensidad la identidad de género, coincide con los cursos más decisivos a la hora de escoger itinerario formativo: el final de los estudios obligatorios y el acceso a la universidad y la formación profesional. Es ahí donde los prejuicios sexistas pueden decantar vocaciones. Y se dan en todos los ámbitos, sobretodo en el entorno más inmediato de los adolescentes. Un 35% de las encuestadas percibía que sus amigos les habían hecho más comentarios sexistas sobre su rendimiento en ciencias que no los profesores o los miembros de sus familias.

Para demostrar con un claro ejemplo las desigualdades de género en los estudios basta con ver la proporción que hay en Ingeniería Informática. Para ilustrar ésta desigualdad, si miramos la ratio de estos estudios en la UOC y la UPC (entre ambas forman a dos de cada tres ingenieros informáticos que salen de les facultades catalanas) vemos que menos del 10% de sus estudiantes son mujeres. En la UOC , las estudiantes representan el 9,38%, y en la UPC, el 8,65%. Este años han superado el 10%, pero eso no quita que en años anteriores no se hayan acercado al 6%.

Con este motivo, las dos universidades han puesto en marcha una campaña conjunta para reivindicar el papel de las mujeres en la historia de la informática y las telecomunicaciones. Su objetivo es romper con la idea de que este es un mundo reservado a los hombres, y conseguir así que los porcentajes de ingenieras informáticas crezca poco a poco.

Uno de los motivos por los cuales estos estudios atraen pocas mujeres, según algunos expertos, es porque desde fuera no se aprecia que tengan una utilidad social clara. De hecho, en ingenierías como la Biomédica, donde la aplicación de los estudios es más evidente, el porcentaje de mujeres supera el 60%. Actualmente se debe romper con la idea del informático como un hombre descuidado, enganchado a la pantalla y con una lata de refresco sobre la mesa, obsesionado con la programación. Un ingeniero informático también debe ser creativo, diseñar y dirigir proyectos, coordinar equipos..

La incorporación de más mujeres a los estudios de ingeniería es un quebradero de cabeza para la mayoría de facultades de todo el mundo. En España, según datos del Instituto de la Mujer, solamente un 25% de los estudiantes de ingenierías y arquitectura son mujeres. Lo que está claro, es que los estereotipos se han de combatir en todas partes, desde la familia hasta en la televisión, pasando por la escuela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s