El uso del móvil en clase perjudica a los alumnos rezagados

Me declaro un firme defensor del uso de gadgets y artilugios digitales en el aula. Bienvenido todo aquello que haga más atractivo el aprendizaje. Reconozco que todo esto me fascina, aunque no sea un gran usuario de ello. Los artilugios digitales de los que dispongo no son más que un ordenador de sobremesa y de un smartphone, pero con ellos me bato y me sobro para mis quehaceres.

Pues bien, recientemente llegó a mis manos un estudio del Reino Unido que afirma que mientras que el uso de los teléfonos en el aula no afectaba a los alumnos más adelantados, reducía el rendimiento del resto, sobretodo con los más rezagados.

El uso del teléfono móvil en las aulas, con el potencial que los actuales terminales tienen como pequeñas computadoras avanzadas, es una cuestión de gran debate en la comunidad educativa. En plena discusión de pros y contras, un estudio elaborado en el Reino Unido concluye que los beneficios de la introducción de los teléfonos en las aulas son escasos para los alumnos aventajados y, en cambio, se percibe un menor rendimiento entre los que tienen mayores dificultades.
El estudio, llevado a cabo por un equipo de la London School of Economics and Political Science , se ha centrado en las aulas de cuatro colegios de Birmingham, Londres, Leicester y Manchester, que permiten el uso de móviles, durante la primavera del 2013 y ha comparado los resultados escolares con una base de datos registrados desde el año 2001.
aula con móvilesA pesar de que se desconocía cuáles eran los alumnos concretos que llevaban teléfono al aula, sí se constataba que el 90% de ellos tenía un terminal. La conclusión del estudio, firmado por Louis-Philippe Beland y Richard Murphy, es que la prohibición del teléfono en las aulas mejoró en general las puntuaciones de los exámenes en un 6,41% respecto a la media. Los resultados indican que “no hay una ganancia significativa en el rendimiento de los estudiantes si no se cumple la prohibición de una forma extensa”.
Los alumnos con más dificultades ganan, sin los teléfonos en las aulas, un 14,23% en sus notas sobre la media estándar. En cambio, para aquellos alumnos más aventajados, el uso de los teléfonos no reporta cambios significativos en sus resultados académicos en ningún sentido, positivo ni negativo. Por ello, los investigadores concluyen que los más rezagados se ven más afectados por distracciones al disponer del teléfono.
El estudio afirma que los colegios que restringen el acceso de los móviles experimentan una mejora en las puntuaciones académicas de sus alumnos. No obstante, los investigadores también avisan que estas conclusiones no pueden obviar que “los móviles podrían ser una poderosa herramienta de aprendizaje si su uso está estructurado adecuadamente”. “La presencia de los móviles en los colegios –advierten–, no debería ser ignorada”.
En el Reino Unido no existe una reglamentación gubernamental al respecto. Por eso, los colegios tienen completa libertad para decidir sobre el uso de los móviles en las aulas. Esa autonomía ha derivado en diferentes formas de regular la cuestión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s