Big Bang Data

Tal y como avancé el otro día, recientemente realicé una visita a la exposición de Big Bang Data en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), y es por ello que hoy quisiera dedicarle un comentario a la visita, pues salí de ahí francamente impresionado.

El nombre de la exposición surge de un juego de palabras entre el Big Bang (la teoría del origen del universo) y el Big Data (la acumulación masiva de datos, o lo que es lo mismo, una cantidad de datos tal que supera la capacidad del software habitual para ser capturados, gestionados y procesados en un tiempo razonable).


social-networksComo usuario de redes sociales, soy “consciente” de la gran huella digital que dejamos nosotros a diario. Ya dije en su momento lo “vigilado” que me tiene mi smartphone, que sabe cuando me acuesto, cuando estoy en casa o cuando voy en coche o en tren. No es algo que me entusiasme, pero sé lo dificil que es luchar contra ello. Tengo amigos que trabajan desarrollando aplicaciones para redes sociales y siempre intentan evitar dejar rastros por la red, no tienen perfiles en ninguna red social (exepto linkedin) y nunca dan sus datos reales en los formularios. Afortunadamente me tienen a mi para que les etiquete en fotografias y les mencione a la mínima ocasión, y cuando no soy yo, son sus propias parejas quienes lo hacen, no tienen escapatoria 😉

DSC_3864Esta exposición no ha hecho más que demostrarme que no estaba equivocado, que nada escapa de los ojos de quellos que nos quieren observar, aunque debo reconocer que si que me sorprendio la cantidad de datos que pueden recogerse, y es preocupante el uso que de estos datos pueda hacerse.

Entrando en materia, podemos coger la definición que wikipedia hace del Big Data:

Big Data es un término que lo abarca todo para cualquier colección de conjuntos de datos tan grande o complejo que se hace difícil procesarlos utilizando las aplicaciones tradicionales de procesamiento de datos

He utilizado la definición de wikipedia ya que esta es una de las causantes del crecimiento del Big Data, desde 2001 puso al alcance de todos una fuente de conocimiento global y a la vez permitía que los lectores enriquecieran el contenido de la misma, esta retroalimentación es la base de lo que ahora conocemos como web 2.0.

Ayudándonos de el gráfico que adjunto a continuación, podemos observar como ha aumentado la cantidad de datos en la red en los últimos años, y cabe destacar que el gráfico ilustra hasta 2011 y ya casi estamos finalizando 2014.

brief storyEn él podemos ver como el crecimiento de los datos era moderadamente constante hasta que empezaron ha aparecen las redes sociales en las que poder compartir contenido con todo el mundo. Podríamos decir que Youtube, Twitter y Facebook fueron los primeros “culpables”, ahora cualquier persona podía compartir un vídeo en la red o comentar que estaba haciendo en ese momento. Ahora quedan para la posteridad el primer vídeo de youtube o el primer tweet… de Twitter. Que raro queda decir piada, que al fin y al cabo es lo que es, eso demuestra lo interiorizado que tenemos ya las redes sociales en nuestro propio lenguaje. Finalmente, podemos confirmar sin temor a equivocarnos que el uso generalizado de los dispositivos móviles (smatphones) no ha hecho más que augmentar exponencialmente todos estos datos. Cualquiera puede subir contenido a la red, desde donde quiera y en cualquier momento, y eso se traduce en que estamos constantemente generando y compartiendo datos, que están al alcance de todo aquel que esté interesado en ellos. Reconozco de nuevo que este gráfico está algo desactualizado, pues no podemos ver el peso que podrían tener redes como las de Flickr o Instragram en la creación de nuevos datos.

El volumen y la variedad de los datos que tenemos al alcance, y a la velocidad que estos están disponibles es realmente abrumador. Para hacernos una idea, esto puede ilustrarse diciendo que en un día se generan 340 millones de tweets diarios, 800 millones de nuevos estados en Facebook y más de mil millones de consultas en Google, y eso solo hoy, mañana se generarán otros tantos y pasado más. Como dicen, los datos nunca duermen.

DSC_3837Como ya dije antes, soy consciente de los datos que genero continuamente. Tengo múltiples perfiles, y a veces mi mujer me llama la atención para que sea más celoso con mis datos. Tengo perfiles en todas las redes sociales mencionadas en esta entrada, y en todas ellas y en algunas más. No de todas hago el mismo uso, mientras que algunas están en el olvido en otras poseo más de un perfil activo. Tal y como mostraba el gráfico, estoy plenamente de acuerdo en el hecho de que los dispositivos móviles provocan un mayor crecimiento de los datos, es muy fácil y tentador sacar tu smartphone y documentar lo que te está pasando. Todos nosotros tenemos un punto narcisista al que le gusta compartir sus pensamientos, un punto narcisista al que le gusta tener seguidores y que nos lisonjeen. Todos queremos nuestros 15 minutos de gloria.

Big Bang Data nos muestra que todo se puede transcribir en datos, constantemente generamos datos, y no siempre de un modo consciente. Podemos ser conscientes de las fotos que DSC_3856mostramos en las redes sociales, pueden ser vistas por todos si mantenemos nuestros perfiles abiertos. Podemos llegar a entender que estamos dando carta blanca para hacer con ellas lo que se desee, y este se comprueba en una de las salas de la exposición, donde un mar de fotografías impresas nos dan la bienvenida, son las fotografías subidas a Flickr en un periodo de 24 horas.

DSC_3867De lo que tal vez no seamos tan conscientes es que al desplazarnos también generamos datos que están siendo registrados. Yo mismo, hace un par de meses rastreé un vuelo transoceánico mediante una web, y ahora mismo en esta otra web puedes observar el tráfico de vehículos que hay en Barcelona. Algo tan trivial como un chicle o una colilla tirada en la calle es una muestra de nuestro ADN, nuestra muestra de identidad más personal, y la dejamos tirada por la calle,y este material genético puede ser, tal y como nos mostraba en la exposición, traducido en nuestros retratos, abriendo la posibilidad de realizar un control genético de la ciudadanía.

DSC_3900Me resultaría complicado destacar un dato que me causará un mayor impacto en comparación a otros, cada uno a su manera me sorprendía y me abrumaba, pero podría señalar el hecho de que al salir me topé con la instalación del “Data Falls” y me chocó la idea de saber que durante toda la exposición habíamos estado observados, y que estaban midiendo cuantitativamente el impacto de las obras sobre los visitantes.

Lo vi como un aviso constante a que siempre estamos vigilados y controlados, que ninguno de nuestros movimientos pasa desapercibido. Sé que es más preocupante que las redes sociales donde estamos registrados conozcan a nuestros amigos así como nuestros gustos, aficiones, lugares frecuentes… pero me marcó el hecho de este toque de atención al salir, un toque de atención que te advierte que siempre hay que estar alerta,  A modo de fotografía de recuerdo tras una vuelta en la montaña rusa del parque de atracciones.

Como posible crítica a la exposición, diría que la información que hay en ella, a veces resulta muy densa y compleja, reconozco que no es un tema de fácil comprensión ya que incluso hay una instalación destinada a explicar el vocabulario básico del Big Data. A pesar de ello, me perdí en ese tsunami de datos e informaciones y constantemente tenía que leer dos veces la información facilitada para saber lo que estaba viendo. Sé que esta exposición es apta para todos los públicos, y entiendo que el uso que yo le pueda dar no será el mismo que pueda realizar alguien del mundo de las comunicaciones, alguien del ámbito de las nuevas tecnologías o un estudiante de primaria en una excursión escolar. Pero ya que soy estudiante de pedagogía, creo que faltaban materiales didácticos para conseguir una comprensión más fácil de la exposición. Tal vez existan, aunque de ser así podía criticarse el hecho de que no estuvieran al alcance de los visitantes. Ya en un carácter más organizativo, y como visitante asiduo a museos, diré que las indicaciones dentro del mismo fueron muy escasas. Nosotros mismos empezamos la visita por el final, ignorando el sentido planeado de la misma, apenas había personal en la exposición, personal que no reaccionaba ante las fotografías con flash aunque estás estuvieran prohibidas

dataIgual que hace la exposición, quiero finalizar esta entrada mostrando el manifiesto “Data Will Help Us“. Un manifiesto sobre lo que los datos nos ofrecen, el uso que podemos darles, y los riesgos que suponen en terrenos que van desde la educación hasta el gobierno, la atención sanitaria, la publicidad, las citas, la ciencia, la guerra… Abandonamos los criterios con los que siempre se habían tomado las decisiones anteriormente, como ahora la sensatez los principios morales y la experiencia personal, para adoptar un nuevo tipo de razonamiento, basado simplemente en el hecho de observar datos.

Personalmente, me he tomado la licencia de transcribir su contenido y traducirlo al español, pues tras buscarlo por la red, fui incapaz de encontrarlo, y creo que este es un gesto para fomentar y enriquecer el mensaje por si hubiera alguien interesado en leerlo.

Los datos nos ayudarán

Los datos nos ayudarán a recordar, pero ¿Quién lo dicen, que nos permitirían olvidar? Ayudarán a los políticos a ganar las elecciones, pero ¿Quién lo dice, que les ayudará a gobernar? Ayudarán a las empresas a crear productos adictivos, pero ¿Quién lo dice, que nos ayudarán a liberarnos una vez estemos enganchados? Ayudarán a los publicistas a ver a las personas como estadísticas, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a recordar que esos números son personas? Ayudarán a los bancos a evitar los fraudes con las tarjetas de créditos, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a no tener deudas? Ayudarán las empresas que hacen tarjetas de crédito a prever el fracaso inminente de los matrimonios, pero ¿Quién lo dice que evitaran que nuestro matrimonio acabe fracasando? Ayudarán a los padres a engendrar hijos genéticamente perfectos, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a quererlos a pesar de todo? Ayudarán los corredores de bolsa a vender acciones en nanosegundos, pero ¿Quién lo dice, que protegerán los mercados de los círculos viciosos y las crisis? Ayudarán a los meteorólogos a prever tormentas y tornados, pero ¿Quién lo dice que nos ayudarán a reconstruir los hogares de los supervivientes? Ayudarán a los biólogos a trazar un mapa migratorio de los peces, pero ¿Quién lo dice que nos ayudarán a evitar la sobrepesca de los océanos? Ayudarán a los físicos a encontrar la “partícula de Dios” en un supercolisionador, pero ¿Quién lo dice que nos ayudarán a ponernos de acuerdo sobre Dios? Ayudarán a los astrónomos a buscar señales de vida extraterrestre, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a saber si los extraterrestres tienen buenas o malas intenciones? Ayudarán a los cardiólogos a monitorizar los marcapasos mediante conexiones WiFi, pero ¿Quién nos dice que impedirán que los hackers nos pirateen el corazón? Ayudarán a los virólogos a descifrar los genomas de las principales enfermedades, pero ¿Quién lo dice, que evitaran que los terroristas desarrollen cepas para convertirlas en armas biológicas? Ayudarán a los soldados a matar al enemigo con drones por control remoto, pero ¿Quién nos dice, que ayudarán a ver la guerra como algo más que un juego? Ayudarán a los urbanistas a desarrollar “ciudades inteligentes”, pero ¿Qué se hará de nuestras ciudades? Ayudarán a los gobiernos a trazar pautas de consumo de las ciudades, pero ¿Quién nos dice que nos ayudará a depender menos del consumo? Ayudarán a los piratas informáticos a filtrar pruebas del control gubernamental, pero ¿Quién nos dice si trataremos a estos hackers como héroes o como villanos? Ayudarán a la policía a triangular el escenario de un tiroteo, pero ¿Quien nos dice que nos ayudarán a afrontar las causas subyacentes de la violencia? Ayudarán a los educadores a diseñar unos exámenes estandarizados excelentes, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a lograr estándares de excelencia? Ayudarán a los agricultores a aplicar la ingeniería en los cultivos para obtener grandes cosechas pero ¿Quién nos dice que evitarán que las grandes corporaciones patentes nuestros alimentos? Ayudarán los motores de búsqueda a saber la frecuencia con la que la gente busca “amor”, pero ¿Quién nos dice que ayudarán a la gente a encontrarlo? Ayudarán a los solteros a planear cientos de primeras citas, pero ¿Quién nos dice que los ayudarán a saber cuándo han encontrado la persona que estaban buscando? Ayudarán a las personas que tienen animales a clonar a sus perros y gatos, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a quererles a los clones tanto como a los animales clonados? Ayudarán a los neurólogos a implantarnos chips en el cerebro, pero ¿Quién lo dice que nos ayudarán a relajarnos? Ayudarán a los genetístas a secuenciar el genoma humano, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a entender quiénes somos? Nos ayudarán a sentirnos conectados, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a sentirnos queridos? Nos ayudarán a descubrir los hechos, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a hacer un buen uso? Nos ayudarán a vivir para siempre, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a ver que el sentido de la vida radica en el hecho que tiene un final? Nos ayudarán a llevar el recuento de todo lo que hemos vividos, pero ¿Quién nos dice que nos ayudarán a entender que no todo lo que cuenta en la vida se puede contar? Nos ayudarán a ver el mundo tal y como es, pero ¿Quién nos dice que nos ayudan a verlo como podría ser?

Jonathan Harris

Anuncios

2 comentarios en “Big Bang Data

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s